Página de inicio

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Has sentido que…

Casa móvil y el sueño…

Por: Elvira González. Tras el biombo improvisado, gotas de aceite tibio provocaban deliciosos deslizamientos erizando la pálida piel, instantes de erotismo. Aquel jardín sería testigo por segunda vez de dos en estado enamorado, dejándose llevar por la inspiración esas formas diseñadas para embonar. Suspiros. Encendiendo la llama detrás del panel, sus enganchadas siluetas masculina abajo,…

Casa móvil y los límites…

Por: Elvira González. Después de una noche romántica, ardiente, sintiendo las delicias en boca, relajados, estimulados cada uno de sus sentidos, ella despertó primero. Al ver a su despeinado arquitecto sonrió recordando las cosas que le platicó de su infancia, cambiaba dulces por besos a las niñas, trabajó desde chico. Ambos libres, sin compromisos, llevaban…

Casa móvil y el momento eros..

Por: Elvira González. El antifaz de seda roja sobre la cama lo había inquietado, ella lucía tan sensual, el ambiente seducía, cómodos en la sala. Degustaban un queso de cabra preparado con uvas verdes picadas, albahaca, toque de pimienta. Sobre unas galletas muy delgadas, crocantes, el vino, la charla tan interesante sobre la antigüedad de…

Casa móvil y dejarse llevar…

Por: Elvira González. Ese jugueteo previo resultaba un potente estímulo para ambos, muy provocativo lo que cubría la gabardina, atributos asomados. Ese deseo pedido al morder el lóbulo lo encendió de tal forma, salieron la moto lista, ella se subió. Ella confesó desde que le vio en la moto se imaginó encima y él haciéndole…

Casa móvil y la sospecha…

Por: Elvira González. Contra la pared, él detrás de ella entregándole todo, ambos cantaban con fuerza expresando ardiente pasión, esa química explosiva, estimulante. Mientras la morena escuchaba eso sentía coraje, eso confirmaba que si la había engañado, pero no podía dejar de pensar en su viril cuerpo. No paraban, resultaba tan incitante, la puerta de…

Casa móvil y la espía…

Por: Elvira González. Esa escalera de madera oscura, sedujo la vista e hizo volar la mente parecía una obra de arte, diseño exquisito perfecto balance entre huella y peralte. Lucía vanguardista, las juntas redondeadas, ese ingenioso diseño, debajo los compartimientos algunos con puertas de contacto. Otros exhibían detalles aportando acentos de color de selección estratégica.…

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

A %d blogueros les gusta esto: