#12 La banca en el parque…

Por: Elvira González.

Piedra tras piedra, un camino sumamente rocoso, mezclado con tierra, la cercanía propiciaba arena, humedad, brisa, aire soplando, el tiempo avanza, las manecillas a su ritmo se movían, el sol se metía, poco a poco oscurecía, visibilidad mínima, sonido de las botas pisando piedras, a prisa, cada vez más, cuatro botas, masculinas, prisa, caballo, cuatro patas, los cascos golpeando rocas, otro caballo, cuatro patas, cascos golpeando las piedras, con prisa, ruido, rocas, arcilla, arena, cielo, oscuridad, alguna estrella, brillando, como vigilando, voces varoniles, una muy ronca, oliendo alcohol, licores caros, borrachos, embriagados de avaricia, odio, vicio, olor a tabaco, piso perdido, razón abandonada, soledad, sin razonamiento, ambiciosos, juego de cartas, apuestas, amenazante, juego de palabras, altisonantes, ofensivas, hirientes, apuesta por una mujer, pistolas, balas, alta velocidad, justo en el blanco, justo en el corazón, rocas, más rocas, acantilado, el mar alborotado, picado, oleaje impacta rocas.

En el lugar de Cocó, Connor el atractivo caballero inglés, con su variedad de tés, podía encantar a cualquiera, conocía del tema, conversación interesante, tocaba el piano, además de tener una hermosa voz, cantaba como un profesional, les confesó varios años atrás cantaba en las plazas para juntar dinero, era muy joven, entonces, hasta que un día el dueño de una elegante casa de tés, le escuchó, lo contrató para que cantara en el lugar, casi lo adopta como a un hijo, le enseñó el negocio de las infusiones, trabajó años con él, aprendió bien, como el señor Kingfisher era viudo y sin hijos, Connor se había quedado huérfano siendo apenas un joven, se adoptaron mutuamente, comenzó a cantar, mientras tocaba el piano, todos se sorprendieron, Cocó sacó un acordeón y se lo entregó a Clark, se ruborizó un poco, le había llevado su acordeón para que lo vendiera, Cocó sabía de lo bien que lo tocaba, además de que tenía una agradable voz, le gustaba cantar, era un romántico, así que se animó, y de hora del té, terminó en fiesta, brindaron por el compromiso de Amatista y Philippe ella les mostró el anillo, el discreto brillante era enmarcado, dos medios corazones al unirse formaban uno, todos cantaban, unos más afinados que otros, felices, bebieron copas de vino blanco con burbujas, chocaron una y otra vez los cristales, un grupo de amigos reunidos, se sentían como una familia unida, una velada encantadora.

Se oscurecía con rapidez, en otra parte de la hermosa población, en un lugar en los que no existe el recato, ni se promueve la cultura, se encontraba Roger con su querido amigo Harris, tal, para cual, una tras otra circulaban las copas por la mesa, llevaban algunas horas, fumando, bebiendo, jugando cartas, apostando, hablando, discutiendo, risas, incoherencias, choque de copas, brindaban por la libertad del yugo marital, que se había quitado Roger, presumiendo a su voluptuosa Juliette, aunque de pronto, Harris recordó, que en una apuesta se la había ganado, Roger lo negaba, Harris lo afirmaba, alegaba que quería quitarle a una de sus mujeres, «tienes varias amantes, que más te da», apenas se lo dijo, Roger, lo amenazó, Harris lo insultó fuertemente, Roger, no se quedó atrás, llamándole «poco hombre», entre otras cosas, que hacían denigrar su hombría, enumeró algunas cosa que le sabía, Harris, se violentó más, Roger, también, las palabras fueron subiendo de tono, agregó que ninguna de las damas que se encontraban ahí, hablaban bien de su desempeño varonil, fue por una de ellas, le dio una gran cantidad de dinero, para que le siguiera el juego, la mujer no tenía idea en que apuros se estaba metiendo, ya conocía a Harris, quien no era de su agrado, pues no la había tratado bien, así que le pareció divertido, como Roger le gustaba, lo besaba, jugueteaba, se reían de él, todo eran insultos alrededor de su hombría, tenían rencores añejos, botellas de licor, tabaco y alguna otra cosa en sus sistemas, alterando la química de sus cerebros entre otras cosas más, mezclado con la hipocresía encubierta, aparentar ser amigos, cuando eran las envidias que afloraban, hiriendo como cuchillo entrando a fondo.

A la media noche, sonaron las campanadas, la encantadora reunión, se dio por terminada, todos se despidieron con cariño y cortesía, se acompañaron unos a otros a llegar a sus casas, primero llevaron a Carol, después llegaron a la mansión, los recién comprometidos pedían unos minutos para despedirse, comenzó a bajar la temperatura, de pronto, se soltó la corriente de aire helado, lo cual no era de extrañarse, el invierno ya comenzaba, algo raro se sentía en el ambiente, Natalie, sin razonar realmente el porqué, le pidió a Philippe, se quedara a dormir, había una habitación para huéspedes, lista para recibirle, con una chimenea, Philippe, accedió, agradeciendo a su suegra, Clark, cerró todo, junto con la nana Fran, todos quisieron una taza de chocolate caliente, para ir a dormir, cada quien a su habitación, Amathysté, «te amo», expresó al darse una abrazo de buenas noches, ella «Philippe también te amo», Natalie disimuló, al ver que sin pensar se besaban. Hizo ruido con la garganta, «ya no tarden en ir a dormirse», los dejó solos. Fueron a sentarse a la sala con la chimenea, caricias, besos, murmuraban al oído cosas, él le rozaba el lóbulo con los labios, cada vez que le decía algo, ella se estremecía, él comenzó a subir un poco la falda del vestido, hasta la rodilla, se la acariciaba con las yemas de los dedos, se besaban de forma más atrevida, labio con labio, se frotaban, él le mordió suavemente el labio inferior, ella reaccionó, lo besó rodeando su cuello, baile de lenguas, un poco más de caricias, esa rodilla, suspiró profundo. Sin muchas ganas se fueron a dormir por separado, claro está.

En el lugar donde fluía la insensatez, el alcohol por doquier, insultos, gritos, más gritos los sacaron de allí, afuera forcejearon, Harris retó a Roger a un duelo, algo a lo que sabía, no se podía resistir. Ambos, en sus corceles, corrían hacia el acantilado, se escuchaba con fuerza el golpear de los cascos con las piedras, cada vez más, se sentía el enojo de los caballeros, a rabiar, enojados mutuamente, se acercaban al precipicio a pasos agigantados, se escuchaba el aire helado, circulando, algo extraño anunciaba, además del comienzo del frío invierno, se bajaron de los caballos, parecía que pelearían a puños, continuaban los gritos, se jalaban de la ropa, comenzaron a tirarse patadas, insultos, Roger tomó una piedra se la aventó a la cabeza, pero falló, le tocó en el hombro, entonces, Harry le tiró otra, le pegó en la frente, le sangró, se cayó, impactando su cuerpo contra las piedras, como se desmayó, pensó que estaba muerto, así que lo tomó de las piernas, arriba de las botas, se lo llevó arrastrándole hacía el acantilado, al tiempo le insultaba, una y otra vez. Al estar muy cerca, Harry le grita «eres un puerco maldito», escupiendo encima del desmayado, quien de repente le mete una pinza con las piernas y lo tira, aún más cerca del precipicio, ya en el piso, ahora él le grita, «ahora quien es el puerco», le escupe, Harris , logra ponerse en pie, se dan jalones, uno empuja al otro, los pies de ambos casi se asomaban al mar, uno de ellos saca la pistola, decidido a apuntar sin piedad…

Sentada en una silla de madera, con la laptop sobre el escritorio, una taza de infusión buena para las emociones fuertes, escuchando a IL DIVO – Adagio agradezco tu valiosa presencia al blog, un cómodo sillón, una taza de infusión de tu elección te esperan.

Respira profundo. Inhala romance y exhala suspenso…

Fotografía de Elvira González.
Fotografía de Elvira González.
Fotografía de Elvira González.
Fotografía de Elvira González.

Continuará…

Publicado por elvira797mx

Estimados lectores... Bienvenidos a has-sent-i-do-que.blog Este es un espacio dónde espero se sientan cómodos leyendo, pues yo disfruto y aprendo escribiendo lo que siento y pienso... Gracias

17 comentarios sobre “#12 La banca en el parque…

  1. oliendo alcohol, licores caros, borrachos, embriagados de avaricia, odio, vicio, olor a tabaco, piso perdido, razón abandonada, soledad, sin razonamiento, ambiciosos, juego de cartas, apuestas, amenazante, juego de palabras, altisonantes, ofensivas, hirientes, apuesta por una mujer, pistolas, balas, alta velocidad, justo en el blanco, justo en el corazón, rocas, más rocas, acantilado, el mar alborotado, picado, oleaje impacta rocas./

    Qué pasión ha desbordado el capítulo de hoy, qué coraje .. los caballos .. uhm .. la misma vida en sus bríos con el corazón agitado por el dolor .. la dignidad .. como se atraviesa con la deshonrosa actitud .. qué ganas de matar, ¡sí, matar .. !
    Me ha encantado tu expresividad, la humanidad exacerbada al límite, cuando duelen las tripas como piedras antes de cometer un crimen y te vas, humillado, sabiendo que solo es muerte o muerte.
    Así, la vida nos muestra la contienda de las almas y el camino angosto hacia el regreso de la negación. No hay nada que defender. La hombría es un corazón noble. He sacado mucho jugo de tu escritura, de verdad, me ha subyugado este momento crucial ..

    Las imágenes tuyas, me parece que te conozco de siempre .. un abrazo Elvira, mi enhorabuena. ✨✨⭐️

    Le gusta a 3 personas

    1. Mi querida DIana, mientras tomo mi café antes de salir a trabajar, abrí el blog, apovechando el tiempo a hacer cosas en casa también, al encontrar tu comentario, me he puesto feliz, lo cual siempre cae bien, agradezco tus palabras, las cuales además atesoro. «La hombría es un corazón noble»… Que buena frase, muy cierta además, eres muy gentil, es un honor para mi, que me digas eso.
      A mi también me da la sensación de conocerte de siempre.
      Gracias otra vez.
      Te cuento que tengo a mi padre en el hospital, por divertículos, desde el sábado, aunque ahora parece que no es por ahí, el sangrado… En fin han sido unos sustos. Voy a atender unos pacientes y luego al hospital, está con mi madre,
      Un abrazo enorme, un beso amiga querida.

      Le gusta a 3 personas

      1. Oh, estimada Elvira ..

        /El salvado de trigo es un excelente remedio casero para complementar el tratamiento médico de la diverticulitis, porque además de ser rico en fibras, es tónico, fortificante y revitalizante, ayudando a calmar las mucosas del intestino que se encuentran inflamadas./

        Y mirar si viene también de algún problema nervioso .. colon irritable tiene algo que ver .. esofaguitis .. ya me vas diciendo. Espero que se recupere lo más pronto posible. Un abrazo gigante. ✨✨✨

        Le gusta a 2 personas

  2. Wait, Roger and Harris have a fling going on between them? 😲 Connor, Mr. Tea Man and pianist learned about tea fusion from Mr. Kingfisher? ☕ Wow, there is a lot of action going on here Elvira, horses, crime, fighting…oh girl, this is truly in the place where the madness flowed as you said. Anoother great episode mi amiga!

    I hope you have a pleasant evening! Enjoy your cup of tea Elvira!
    Abrazote! 🤗🤗🤗

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: