#12 Más que una expresión…

Por: Elvira González.

La vida con ganas sabe a miel, pero en un momento se puede transformar el sabor en la boca en algo más amargo que la hiel, apenas estaba amaneciendo Madeline abrió los ojos, volteó a ver a Nick quien dormía con la tranquilidad de un bebé, por una parte sentía gratitud pues consiguió rescatar los papeles que revelaban algo privado en su vida, claro, al rescatarlos de la mano de Loretta, quien no tenía reparo alguno si se trataba de afectarla, directa o indirectamente, esa rivalidad que tenía años entre las dos, si ya había tratado de seducirle cuando fue a consulta, esta vez ya estaba declarado el ataque de su parte, conociéndola, al entregarle los papeles a Nick, eso significaba que él, accedió a complacer sus deseos más oscuros, esa aspecto era el que sentía como cuchillos clavados en el corazón, no lo amaba, pero le tenía cierto cariño, ella le había sido fiel, bueno, hasta la noche anterior, cuando escuchó el audio de Nick, quien dijo “cariño, logré que Loretta me entregara los papeles, fue difícil lidiar con ella, las negativas no le gustan, es tremenda, ¡uf! la que he pasado, fue muy insistente, resultó sumamente incómodo para mi, la verdad, pero lo conseguí, eso es lo importante, te los entrego más tarde, voy retrasado con las citas, te llevo algo para cenar, quiero llegar a bañarme, besos”, después de escuchar eso ella percibió que él claramente había tenido un piel a piel con Loretta, más claro no podía ser, su dolor fue tal que por eso le dijo a Amal “hazme sentir, para no pensar”, quien por su lado se estaba enamorando de ella, desde el primer día que la vio, ardía en deseo por su sola presencia, con esa petición, él se esforzó para que sintiera toda su pasión, fue dedicado y a la vez cariñoso con su colega, ella por un rato dejó de analizar. Ahora no sabía, si arrepentirse o no de su encuentro ardiente con Amal, un poco lo hizo por venganza, otro poco, por que sentía atracción por él, ese chef tenía sus encantos. Pero el sol no acababa de salir, su cabeza ya trabajaba a una velocidad, demasiado rápida antes de su taza con café, Nick, continuaba sumergido en el mundo de los sueños. Entró en la ducha, se maquilló, eligió su elegante y sensual ropa, dejó hasta los accesorios listos, con una cómoda bata de seda color negro, un poco como su humor, fue a prepararse un emparedado y café muy cargado, el doble de su dosis acostumbrada, había dejado el sobre en la mesada de la cocina, colocó todo en una bandeja, se sentó en un sillón de la cabecera junto a la mesa de madera, primero disfrutó el desayuno, el pan de granos y semillas, con jocoque, germinado de alfalfa, pequeñas hojas de espinaca, pechuga de pavo y queso manchego, continuó bebiendo su aromático, respiró profundo, necesitaba fuerzas, no sabía lo que esos papeles le tenían reservado, por un instante, tuvo el impulso de quemar el sobre en la chimenea sin abrirlo, luego recordó a su querido Gerard, “si él consiguió investigar la verdad de mi origen, por él lo haré”…

El sobre de papel manila entre sus manos, le provocó ansiedad, cerró los ojos para ver el rostro de su “amour” como le decía a Gerard quien había nacido en Francia, quince años antes que ella. Sacó todas las hojas, comenzó a leer, resultó que sus “padres”, Tatiana y Gregori, le habían adoptado. Madeline, (la media hermana de Tatiana) venían de un pequeño pueblo de Canadá, se había enamorado de un ingeniero de origen inglés, llamado Christopher, recién llegado al lugar por trabajo, solo estaba separado de la mujer, aunque el trámite legal estaba en proceso, no había tenido hijos. Un día en la playa se encontraron, al mirarse quedaron flechados. Mary la abuela de ella, se había casado con un hombre del lugar quien era viuda, hacía veinticinco años, del padre de Madeline, (su madre biológica) pero ya se había vuelto a casar con John, que era pastor de la iglesia del pequeño pueblo, Tatiana era novia de Gregori, también nacido ahí, su boda se celebraría días después, estaban encantados con el futuro esposo, eran muy conservadores. Madeline (la madre biológica) era rebelde, se encontraba a escondidas con su amado novio inglés Christopher, querían casarse, envejecer juntos, ardían de pasión, ella lo invitó para que la acompañara a la boda de su hermana Tatiana, ese día lo conocieron, pero al saber que ya había estado casado con el divorcio en proceso, lo rechazaron, así que tenía que verlo a escondidas, en la playa tenían su lugar de encuentro, tanto amor se tenían, embarazada quedó, pretendían huir juntos, para tener una vida sin juicios, lejos de ahí. Pero hubo un accidente en la construcción del puente, a uno de sus hombres que colgaba de un muro cayó y Christopher, de noble corazón, sin dudar ni un instante trató de ayudarle, el arnés se rompió, los dos sufrieron un brutal desplome de incontables metros, falleciendo. Al enterarse Madeline la madre con la bebé en su vientre se aferró a ella, pero sin dejar de llorar un solo día, apenas nació, ella besó a su hija, la llamó como ella, Madeline, pocos días después, se murió por la tristeza en su corazón, para alcanzar en su nuevo domicilio a su amado Gregori.

Tatiana y Gregori, con cariño la adoptaron, todos sabían de quien era hija, cuando cumplió seis años de edad, la dejaron con sus abuelos, para ir a buscar una mejor oportunidad de vida, lejos de donde conocieran su historia, la niña creía que eran sus padres biológicos, en el viaje de regreso para recoger a la pequeña, un accidente en la carretera los dejó sin vida, Mary y Jonh, los abuelos, se mudaron lejos del pueblo, para ayudar a la criatura a superar el amargo trago, educándola con amor, principios, dedicación, buenos modales, la enseñaron a cocinar, lo cual disfrutaba mucho.

Madeline, ahogada en llanto, no podía creer que no le hablaran con la verdad, acababa de recordar cosas de las cuales no era consiente que sabía, todo se le movió, el dolor de saber que su verdadera madre, apenas la tuvo en sus brazos, ahora no sabía como procesar tantas cosas, se percibía aturdida, el sol se asomaba por la ventana, sigilosamente apareció Nick, colocando sus manos en los hombros de ella, quería consolarla, ella se dio la vuelta, lo miró, reclamándole lo que hizo con Loretta, “¿por qué te metiste con ella? ¡es capaz de todo y accediste!”, “cariño, calma, solo conseguí los papeles, no sabes todo lo que sucedió”, le hizo escuchar el audio, en donde además de ser claro que Loretta no aceptaba negativas, era tremenda, quería llegar a bañarse, él intentó abrazarla, repetía que se tranquilizara, ella no le quería escuchar, le pidió que se fuera, quizás después hablarían, él insistió en ser inocente, antes de irse le expresó claramente “para que te enteres de una vez, Madeline yo de verdad te amo”, se fue con los ojos conteniendo las lágrimas. Ella tuvo que lavarse la cara, maquillarse de nuevo, tenía entre otras cosas que asistir a la inauguración de un restaurante de comida italiana, vestida toda de negro, sensualmente enfurecida, así lucía, trataba que no se le notara el haber llorado tanto.

Al llegar a la oficina, el aroma a canela, cardamomo, jengibre, mantequilla, azúcar, mezclado con café, era realmente seductor, como se veía Amal ejecutando sus pequeños bocados de tentación en la cocina, escuchaba música de Vivaldi, no se enteró cuando entró Madeline, al verla sonrió, ella lo abrazó, él percibió que algo le pasaba, ella solo le pidió la abrazara fuerte, se quedaron así, en esos acercamientos que contienen, que reconfortan el alma, hasta que algo en el horno avisó que debía sacarlo, así lo hizo, la invitó a sentarse, le sirvió una taza con mucha espuma, en un plato unas esferas que tenían una presentación muy estética, “las llamo pecados”, ella se rió, al morder uno, cerró los ojos, comiendo los otros dos en un instante, suspiró, “esto es, mmm, quiero pecar, bravo Amal”, con el dulce en la boca, por lo menos el día no sabría amargo…

Nick, desconsolado, confundido, desesperado, le llamó a Franco, quien apenas se había despedido de Loretta, después de desayunar acaramelados, acordaron comer juntos para platicar, lo vería en el restaurante.

Sentada en un cojín redondo, para meditación, descalza con una taza de aromático café del cual sabes que te reservo una taza, está en la mesa junto a tu cómodo asiento, para agradecerte tu linda presencia en el blog.

Respira hondo. Inhala sintiendo y exhala agradeciendo…

Fotografía cortesía del Chef Satendra.(Síguelo en Instagram @chef_satendra)
Fotografía de Elvira González.
Fotografía de Elvira González.
Fotografía cortesía del Chef Satendra.

Continuará…

Publicado por elvira797mx

Estimados lectores... Bienvenidos a has-sent-i-do-que.blog Este es un espacio dónde espero se sientan cómodos leyendo, pues yo disfruto y aprendo escribiendo lo que siento y pienso... Gracias

32 comentarios sobre “#12 Más que una expresión…

  1. Mhmm! Tentadoras imágenes! Delicioso aspecto.
    La entrega de hoy es un alegato a la vida misma, a la confusión en la que nos sumergimos frente a las pasiones. Hablar de pasión es imposible. Una pasión es, quizá, la mayor manifestación de ceguera ante la irrupción de la hoguera en la mente. Lo abarca todo. “Céntrate en una pasión” -escribí un día en un relato. “Sal del mundo, enamórate, apasiónate.”
    Gracias por tan exquisito desayuno, con árbol genealógico de fondo, muchas sensaciones, muchas vibraciones ..
    Y un beso que te dejo aquí. Con café.
    Eres estupenda. Buenos días! ✨

    Le gusta a 3 personas

    1. Buenos días querida Diana, muchas gracias, por tus valiosas palabras. Me alegra que te gusten las imágenes. Me encanta tu frase “Una pasión es quizá, la mayor manifestación de ceguera ante la irrupción de la hoguera de la mente”,,, Impresionante.
      Gracias otra vez por tu comentario, que me motiva a seguir adelante.
      Eres un encanto, otro beso, con café.
      Que tengas un excelente día.

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: