#4 Atrapada o en libertad…

Una invitación a comer con motivo de darle una calurosa bienvenida, cortesía del caballeroso señor Darking, es parte de lo que recibió en su primer día, además de una amplia oficina, bien decorada, comenzaría un proyecto importante, altas expectativas en ella tenía su jefe, al obtener éxito tendría que viajar, aunque no sabía que lo haría en compañía de él…

Había tenido una conversación interesante conversación con su jefe, el saber que había perdido a su esposa por una larga enfermedad, provocó que sintiera ternura por él, lo consideró un hombre de corazón noble, la tarde transcurrió rápidamente, de pronto era la hora de salir.

Se subió a su coche y condujo directamente para llegar a su casa, acordó tener una vídeo llamada con Vincent, con la diferencia de horarios que había, debía ser puntual, tenía ganas de platicar con su querido amigo. Se cambió la ropa, usaba una cómoda pijama, se lavó la cara, preparó una ensalada para cenar, un té helado con rodajas de naranja, encendió una vela aromática, encendió la computadora, minutos después apareció su enamorado, la sonrisa más grande le nació al ver a su querida Jessie, en quien no dejaba de pensar, tenía los labios solo con un poco de brillo, ella también lucía feliz de verle, “esos labios”, pensó él, de inmediato le preguntó cómo se había sentido en la oficina, por su puesto ella le platicó todos los detalles, la comida con el director, que era viudo, lo que vivió con la esposa, todo, lo cual no le gustó nada a Vincent, pues con más experiencia que ella, sospechaba que quizás tendría dobles intenciones, pero, actuó con inteligencia y se quedó callado. Jessie, quería que él le contara, sobre su viaje, sin omitir nada, él encantado le platicó, lo bien que lo recibió el señor Padney, de hecho ese día lo había invitado a comer a su casa, quería que conociera a su familia, lo trataba como a un buen amigo. Acordaron seguir en contacto, él le prometió enviarle fotos, sabía cuanto disfrutaba la fotografía, una de las tantas cosas que tenían en común, se despidieron cariñosamente.

Al día siguiente, al despertar, agitada, Jessie, recordó que había soñado con Vincent, estaban en casa de él, la había a invitado a cenar, a la luz de las velas, todo lucía hermoso, la música sonaba “I Belong To You” -Lenny Kravitz la abrazaba por detrás, acariciando suavemente desde su cuello hasta la cintura con los dedos, los sensuales labios de él rozaban su oreja, mientras le susurraba que la amaba, bailaban despacio, de repente le daba la vuelta quedando frente a frente, tan cerca que sentían latir sus corazones, las manos de él aferradas a su cintura, hasta que comenzaron libremente a recorrerla, los labios de él acariciaron los de ella, hasta que se sumergieron en la profundidad de esos besos que seducen hasta el alma, lo sintió tan real, se agarró la cabeza, no entendía porqué tuvo ese sueño, suspiró, era la primera vez que soñaba con Vincent, pensó que debía dejar de ver tantas películas románticas. Se levantó de la cama, preparó café y se dispuso a arreglarse, para ir a trabajar.

Cuando se encontraba en su oficina, concentrada en el proyecto, tenía la puerta abierta, llegó el señor Darking, fue a saludarla, le informó que se había recortado el tiempo de entrega, al cliente le surgió un problema y necesita que se le entregue antes, se disculpó con ella, pero la presión ya comenzaba, tendría que laborar horas extras, ella con una sonrisa le dijo que no se preocupara, pediría un bocadillo para comer ahí y se quedaría a trabajar hasta tarde, él le preguntó si podía ordenar bocadillos también se quedaría, ella asintió, pensó “que solidario jefe tengo”. Siguió trabajando, cuando llegó la comida la pagaron y recibieron en recepción por órdenes del director, quien personalmente fue a invitarse a comer con ella en su oficina, mientras le contaba los avances de su proyecto, al tenerla cerca, sintió el olor de su perfume, no pudo resistir, preguntarle qué perfume usaba, ella le respondió, después de sonreírse mutuamente, continuó con el trabajo, minutos después él se fue a una junta que tenía. Las horas pasaron, Jessie seguía avanzando, los compañeros pasaban frente a su puerta, despidiéndose. De pronto, en la silenciosa oficina, se escuchó la música que tenía con volumen alto Avalon Jazz Band – Que reste-t-il de nos amours? lo cual atrajo la curiosidad de Darking, quien tocando sutilmente la puerta, comentó; “no sabía que te gustara la música en francés, es de Charles Trenet”, sorprendida lo miró, comentando “me encanta”, él estaba fascinado, descubriendo que era una mujer apasionada, él le dijo “soy un amante de la música francesa”, claro que por la cabeza le pasó lo que le gustaría hacerle mientras escuchaban música en francés.

Jessie le mostró los avances del proyecto, él la felicitó, al ver el reloj, le dijo que le permitiera acompañarla a su casa, era bastante tarde, ella le dijo que tenía su coche en el estacionamiento, entonces, Darking le propuso seguirla en su coche hasta que llegara, le ofreció invitarla a cenar, ella se quedó pensando por un momento, “la verdad, tengo mucha hambre”, él le propuso dejar ahí su coche, podrían ir a algún lugar que estuviese de camino, después la llevaría a su casa, aceptó, le abrió la puerta del coche, fueron a un lugar muy acogedor, él le comentó que le habían encantado las baguettes con las verduras asadas, pero ya necesitaba cenar, además agregó que le encantaba cocinar pero llegar a preparar algo tan tarde, para el solo no le inspiraba, si tuviese una mujer tan bella como tu a mi lado, cocinaría hasta en la madrugada. Jessie se ruborizó, “señor Darking “… En ese momento, él le dijo a partir de este momento para ti soy karl, “seré muy franco contigo, me pareces encantadora”, se miraron con cierto coqueteo, ella se estaba sintiendo muy atraída por el hombre, no por el jefe, era muy sexy, maduro, interesante, tomaron una copa de vino blanco, brindaron, la charla fluía, se sentían cómodos.

La llevó a su casa, al despedirse le besó la mano, aunque pensó en besar sus labios, cuando entró a su departamento, pensaba en karl, pero fue directo a encender la computadora, había dejado plantado a Vincent, con la vídeo llamada, le escribió contándole que se encontraba bien, le dejaba una fotografía que tomó, la cual por su puesto le gustó mucho, era un hermoso árbol en el atardecer, Jessie le escribió lo que había pasado…

Con un jefe que ya había comenzado a dejar claro que tenía otros intereses, Vincent tan lejos, se queda por hoy la historia, mientras tomo una deliciosa infusión de manzanilla con jengibre y limón, te dejo una taza y tu sillón, gracias por tu visita al blog, que disfrutes tu lectura.

Respira. Inhala y exhala…

Fotografía cortesía del Chef Satendra. (Síguelo en Instagram @chef_satendra)
Fotografía extraíada de Pinterest. (EsLaModa)
Fotografía de Elvira González
Fotografía cortesía del Chef Satendra.

Continuará…

Publicado por elvira797mx

Estimados lectores... Bienvenidos a has-sent-i-do-que.blog Este es un espacio dónde espero se sientan cómodos leyendo, pues yo disfruto y aprendo escribiendo lo que siento y pienso... Gracias

8 comentarios sobre “#4 Atrapada o en libertad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: