#3 Atrapada o en libertad…

Habían tenido una velada, que parecía hecha para dos enamorados, cena en un restaurante de comida India, con una hermosa decoración, una atmósfera que fácilmente propiciaba el romance, pero para el amor se necesitan dos, aunque por primera vez ella se había comportado un poco diferente con él…

Al día siguiente, vestidos de forma más casual, se reunieron en casa de Jessie, quien había invitado a Vincent con todo y su taladro, para que le ayudara a colocar la espectacular fotografía que le regaló, prepararía una pasta al pesto y ensalada para comer y verían películas, eso les encantaba. Como siempre llegó puntual, vistiendo unos jeans un poco deslavados, una camisa color turquesa, con una chamarra de mezclilla, por supuesto con ese olor fresco que lo caracterizaba, en una mano una caja de plástico que contenía su potente taladro, junto con todas herramientas que podría necesitar, en la otra mano una bolsa de papel con asas, dentro la botella de vino que había acordado llevar, dos litros de helado, uno de canela, el otro de café, además de una caja con pequeños pasteles de chocolate, sabía como le gustaba a ella la combinación de helado y chocolate, solo pensaba la forma de mimarla, aunque esta vez, la verdad, por su cabeza habían pasado otras cosas, cuando abrió la Vincent sonrió al ver a Jessie con unos jeans viejos, una blusa blanca que descubría un hombro, labial fucsia, unos aretes largos que él le había regalado, “que sexy se ve” pensó, lo abrazó como acostumbraba, el ya pensaba en sentarse en una montaña de hielo, mientras le enseñaba donde quería colocar la fotografía, mencionaba la cena en el lugar de comida de la India, le había encantado, él se atrevió a proponer que en algún viaje a la India lo acompañara, ella contestó “me encantaría”, pero recordó que ya empezaría a trabajar, suspiraron los dos, en breve, con gran habilidad para manejar sus herramientas, la fotografía estaba lista, se sentaron a observar como había quedado con las copas de vino, hicieron un brindis.

La comida estaba lista, espagueti al pesto, la ensalada, que tenía corazones de alcachofa, cubos de queso, jamón serrano, arúgula, entre otras cosas, se acabaron la botella de vino, decidieron comer el helado y los bocados de chocolate sentados cómodamente en el amplio sillón mientras veían una película, a Jessie se le había subido un poco el vino, insistió en que se tomaran una copa de un licor que combinaba con el café, se reía y estuvo un poco juguetona con el helado, hasta que de pronto le ensució bastante la camisa a Vincent, hizo que él se quitara cuando fue a ponerla en la lavadora, se sirvió más licor, eso no era común en ella, se sentó junto a él, lo miró, diciéndole que se veía bien sin camisa, por primera vez, Jessie le decía algo así a Vincent, quien estaba controlándose para no aprovecharse de su estado, lo abrazó, se le recargó en el pecho, de pronto, le agarró la cara y lo besó en los labios, claro que él correspondió, tanto esperar que pasara, pero no quiso dejar de ser un caballero, solo fueron unos besos, ella lo abrazó más fuerte y se quedó dormida con la cabeza en los trabajados pectorales de su atractivo amigo, quien suspiró, la primera vez que sentía sus labios, pero no sabía hasta dónde era afecto del licor, le acariciaba la cabeza, mientras veía película, tras película, hasta que se quedó dormido. Aunque no fue de la forma que hubiese planeado, pero pasaron la noche juntos, ella básicamente no se movió, cuando los rayos de sol entraban por la ventana, él abrió los ojos, al verla dormida abrazada a él, no quiso despertarla, la acariciaba con ternura, esperaría un rato a que se despertara, sentía tantos deseos de declararle su amor, comerle la boca a besos, además de acariciar su suave piel. De pronto sin despertarse se movió, él aprovechó para preparar café y un desayuno adecuado para aliviar la resaca con la que seguramente amanecería. Con el aroma a café, finalmente abrió los ojos la bella durmiente, agarrándose la cabeza, “¿qué me pasó?” exclamó, él le dijo “buenos días”, mientras le servía jugo, le daba dos pastillas para el dolor de cabeza, “tu camisa”, reaccionó ella, no se si ya la lavé, fue a ver, la había dejado encima de la lavadora, disculpándose, aclaró que esta vez si quedaría limpia, se sentaron a la mesa, él le sirvió el desayuno, ella le dijo que recordaba haberle ensuciado la camisa, después de eso, se le había borrado, “¿qué pasó?” le preguntó a él, quien le comentó que se había quedado dormida, con la cabeza encima de él, ella haciendo broma le llamó dulce almohada, me dormiste, se reía, Vincent consideró que no tenía caso decirle que lo había besado, por lo menos, no ese momento. Al final, esperando su camisa pasaron parte del día juntos, él le dió la noticia que salía de viaje al día siguiente, cuando Jessie entraría a trabajar. Un rato después se despidieron con un fuerte abrazo, el quería recordaba el roce de sus labios, quedaron en mantenerse en contacto, el viaje sería largo.

Temprano a la mañana siguiente ella se arreglaba para su primer día laboral y él salía rumbo al aeropuerto, el viaje de negocios que tanto había esperado, se mordió el labio inferior como si quisiera morder el de ella, esos besos, no los olvidaría, a su regreso le contaría lo que pasó realmente, esperando que la distancia provoque que lo extrañe como él a ella.

Jessie llegó antes de la hora citada a la oficina, tan solo esperó unos minutos, la recibió la persona encargada, quien la llevó a su oficina, era grande, muy iluminada, el escritorio junto a la ventana, bien decorada, le avisaron que tendría más tarde una junta con el señor Darking, con quien trabajaría directamente, se sentó, y comenzó a revisar unos archivos que le enviaron, unos minutos después, se levantó por un café, cuando regresó a su lugar, mientras tomaba un sorbo de café, como cuando se recuerda un sueño, se vio besando a Vincent, pero pensó que estaba alucinando, recibió una llamada, era hora de la reunión con el director.

Cuando estaba cerca, se abrió la puerta de doble batiente, salió Darking a recibirla, al darle la mano sintió como se la sostuvo con la otra, la miró de una forma que la hizo sentir que le agradaba, se sentaron, le ofreció café, comenzó a explicarle la forma en la que trabajarían juntos, Darking, le encargó el primer proyecto, aclarando que si su desempeño era lo que se esperaba de ella, quizás, debería de viajar para hacer la presentación personalmente al cliente que se encontraba en otra ciudad. La junta se prolongó, ella se sentía muy entusiasmada, su jefe parecía encantador, al ver el reloj, se percató que era la hora de la comida, la incitó a comer para seguir conversando de trabajo, salieron juntos del edificio, tenía un coche muy lujoso, le abrió la puerta del coche, al llegar al restaurante, muy atento la dejó escoger la mesa, ordenaron la comida, conversaron de trabajo, pero, él comenzó a contarle que era viudo, hacía cinco años, que no tenía hijos, le confesó sentirse un poco solo, le relató que la enfermedad de su esposa, duró varios años, un cáncer terminal, sintió empatía con él, ella le hizo un resumen y al decirle que era soltera, al elegante caballero le brillaron los ojos, preguntó si tenía novio, con la respuesta se emocionó, sin demostrarlo, desde la entrevista le había gustado, “organizaré todo para viajar juntos” pensó el misterioso director…

Con el varonil empresario, planeando un viaje de trabajo, se pone la pausa, en mi teclado, sentada, descalza, con una taza de café en el escritorio, agradezco tu visita, hay un cómodo sillón, café y galletas para que disfrutes tu lectura.

Respira. Inhala amor y exhala pasión…

Fotografía extraída de Pinterest. (CharHadas)
Fotografía extraída de Pinterest. (Marina Carvalho Arquitectura)
Fotografía extraída de Pinterest.
Fotografía cortesía del Chef Satendra. (Síguelo en Instagram @chef_satendra)

Continuará…

Publicado por elvira797mx

Estimados lectores... Bienvenidos a has-sent-i-do-que.blog Este es un espacio dónde espero se sientan cómodos leyendo, pues yo disfruto y aprendo escribiendo lo que siento y pienso... Gracias

12 comentarios sobre “#3 Atrapada o en libertad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: