#2 Atrapada o en libertad…

Jessie quien había comenzado su día conociendo al director de la importante compañía en la que colaboraría, sin tener idea de los cambios que transformarían su vida, Vincent a quien llamó primero, para darle la noticia, la invitó a celebrar en la noche, algo especial se le ocurriría para hacerla feliz, eso era una motivación para él…

Antes de llegar a su casa, aprovechó para ir de compras al supermercado, le gustaba ser organizada, en dos días tendría un horario que cumplir, llevaba las compras al coche cuando se percató de una tienda nueva, en la que vendían artículos para el hogar, curiosa como era entró, tenían algunos muebles, lámparas, vajillas, blancos y velas aromáticas, las cuales les gustaban mucho a ella y a su querido amigo, sin dudarlo, compró dos, se la entregaría en la noche, rara vez le hacía regalos, aunque él siempre tenía detalles, la procuraba mucho, ella de verdad lo quería como al hermano que le hizo falta tener.

Vincent, se encontraba en una cita con un cliente extranjero, quien estaba impresionado con el Dossier que le había presentado, si cerraba el trato, el gentil amigo debería viajar fuera del país, además de todas las cualidades que tenía, resultaba ser un fotógrafo impresionante, desde niño sacaba fotografías, lo que comenzó como un juego para él, quizás se había convertido en una llave que le abriría puertas, que jamás se imaginó acceder, de repente le avisó su asistente sobre la llegada de unas fotos que había mandado a enmarcar, cuando escuchó eso el Sr. Pandey se mostró interesado en que le mostrara las fotografías, sabía que eran del viaje que Vincent había hecho a la India, así que le pidió se quedara sentado en la sala, él personalmente se las acercaría. Mientras las veían el señor Pandey le estrechó la mano, aclarando que sería un honor poner en sus manos el trabajo que requería de una persona con tal sensibilidad, muy contento, para agradecer el gesto lo invitó a comer, antes de salir terminaron de ver todas las fotografías. Una de esas fotografías era para la mujer de sus sueños, constaba de unas rocas apiladas una sobre la otra, la cual sabía que le había gustado mucho a Jessie, le platicó a su cliente quien sentía empatía por él, el Sr. Padney le comentó sobre el significado de esas rocas, de esa forma las personas que pasan por el lugar, hacen peticiones y agradecen a la Madre Tierra, la plática se tornó de lo más interesante, seguirían conversando mientras degustaban una delicia de banquete, conversaban como buenos amigos.

Vincent fue a dejar al Sr. Pandey al hotel donde se hospedaba, luego a su casa, quería darse una ducha y arreglarse para salir con Jessie, por quien llegó puntualmente, perfectamente bien vestido, olía delicioso, el tono verde de su camisa acentuaba sus ojos color aceituna llevaba en las manos la hermosa fotografía envuelta con papel kraft, con tiras de listón de tela de un rojo borgoña, al abrir la puerta, casi se queda sin palabras el caballero de los hermosos ojos y piel apiñonada, ella con el cabello suelto, con algunas ondas, un vestido con un escote de esos que insinúan sin dejar ver mayormente, negro que contrastaba su blanca piel, los labios rojos al tono del listón, accesorios llamativos, de buen gusto, olía a flores frescas, tacones no muy altos, se sonrieron al mismo tiempo, aunque en vez de abrazarla en ese momento le entregó el paquete, ella le invitó a pasar, se sentaron en la sala, cuidadosamente lo abrió, comentó que guardaría el hermoso listón y haría algo creativo con el papel, mencionó como agradecía que no la apresurara, siempre se tardaba abriendo los regalos, decía que le gustaba sentir el papel y percibía el esmero de quien lo había envuelto, él casi necesitaba un tazón para la baba que parecía escurrirle, lo tenía embobado, la forma en la que ella disfrutaba todo. Al ver la fotografía de las piedras apiladas, se emocionó tanto, de sus grandes ojos color miel brotaron dos lágrimas, sabía que esa fotografía significaba mucho para él, conocía la historia atrás de la hermosa imagen, se sentó junto a él abrazándolo como nunca lo había hecho, se quedaron así, un minuto, tal parecía que a alguien se le saldría el corazón de tan fuertes latidos, de pronto, se separaron, ella exclamó “te compré algo” le entregó una pequeña caja de cartón con un listón color arena, el cual soltó con cuidado, fascinado por el hecho del detalle, cuando abrió la caja le llegó el delicioso aroma de canela, era una vela en un envase de cristal, sin saber como no se le fue encima a besar sus labios con pasión, la abrazó conformándose con un beso en la mejilla, bueno, un poco más cerca de la boca, “sabes como disfruto las velas, gracias”, dijo mientras se levantaba para ir a cenar, dejando claro que la sorprendería.

Camino al restaurante, él le platicaba de su cita con el cliente originario de la India, con quien había cerrado el trato, ella le hizo saber que se sentía feliz por él, de repente llegaron a un bello lugar, muy bien ambientado, de comida de la India, la cual era de sus favoritas, lo volteó a ver con una gran sonrisa, al sentarse, uno junto al otro, ordenaron la cena, pollo tandoori, verduras, chapatti, la música de fondo era Devdas Full Songs, mientras disfrutaban de la encantadora atmósfera, él le contó que tendría que viajar con frecuencia, tanto a la India como a otros lugares, gracias al contrato con el Sr. Padney, los ojos de ella le dejaron ver que si lo extrañaría, además de que se lo dejó saber, a su vez, él le preguntó sobre su entrevista de trabajo, por supuesto que estaba emocionada, claro omitió mencionar el aspecto físico del director, siguieron conversando, una velada realmente inolvidable.

Al dejarla en su casa, ella lo invitó al día siguiente a comer en su casa y ver películas, lo cual disfrutaban hacer juntos, le pidió que llevara su taladro para que la ayudara a colocar la foto en la pared de la sala, sin dejar de sonreír, obviamente accedió. La abrazó rodeándola cerca de la cintura, al percibir su perfume, suspiró, ella le dio dos besos en la mejilla, él deseaba comerle la boca a besos, “gracias Vincent, eres tan lindo”, él le agradeció con un beso en la mano, sentía que flotaba, ¿acaso podría tener alguna esperanza?, esa noche no podría conciliar el sueño, solamente pensaba en ella, realmente estaba enamorado, además de que la deseaba a su amada Jessie con tanta pasión…

Guardando el secreto del amor y ardiente pasión del guapo de los ojos color aceituna, me quedaré, ya te contaré como se desenvuelve está historia, que apenas va comenzando, sentada en un taburete, descalza, he preparado te chai con leche para que disfrutes tu lectura, gracias, gracias, gracias.

Respira. Inhala y exhala…

Fotografía cortesía del Chef Satendra. (Síguelo en Instagram @chef_satendra )
Fotografía cortesía de Divinas Velas. (Síguelas en Instagram @divinas_velas)
Fotografía extraída de Pinterest. (facicilisimo.com)
Fotografía cortesía del Chef Satendra. (Síguelo en Instagram @chef_satendra)

Continuará…

Publicado por elvira797mx

Estimados lectores... Bienvenidos a has-sent-i-do-que.blog Este es un espacio dónde espero se sientan cómodos leyendo, pues yo disfruto y aprendo escribiendo lo que siento y pienso... Gracias

7 comentarios sobre “#2 Atrapada o en libertad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: