#10 Entre cartas y sillones…

Románticos y despeinados Rachele y Michele acabaron, con sus dedos entrelazados , los latidos de sus corazones sintonizados en la misma frecuencia, con los labios un poco hinchados de tanto besarse, extasiados de tanto romance. Después de darse los buenos días, decidieron bañarse, a tallarse la espalda había que ayudarse, lo que hicieron en la ducha, además de bañarse, habrá que imaginarse, la puerta estaba cerrada, no querían enfriarse.

Salieron relajados, oliendo a perfume, sumamente hambrientos, Rachele fue a la cocina a preparar, jugo de mandarina, huevos revueltos con cebolla y chorizo, pan con mantequilla, mermelada de chabacano, café expresso, con ese delicioso aroma, rápidamente apareció Michele, quien le ayudó a poner la mesa, cariñoso la beso, agradeciendo que lo consintiera tanto. Después de recuperar energía con tan delicioso desayuno, se fue a trabajar, tenía una cita con un cliente quien quería un mueble muy peculiar, por su parte, ella tenía que sentarse a terminar de escribir su columna, era día de entrega, así es que cada uno tenía el día muy ocupado.

Al pasar de las horas, Michele atendió a sus clientes, prepararon un pedido, el cual mandó entregar a sus colaboradores, así se quedaría a seguir trabajando en el regalo de su amada, era muy dedicado cuando elaboraba un mueble, decía: “Al tratarlos con respeto, amor y cuidado, “el alma del mueble” se mantiene viva”. Cuando era niño tenía sus propias herramientas, observaba con detalle como se fabricaban los muebles, creció con eso, crear con sus propias manos desde cero, una pieza, era un verdadero acto de amor. Se encontraba profundamente enamorado de Rachele, aunque no tenían mucho tiempo de conocerse sentía una conexión, nunca antes percibida en sus relaciones pasadas, su abuelo le hablaba de esa conexión mágica que tenía con su abuela, pensó, ella es una gran mujer, sensible, dulce, centrada, sabe lo que quiere, “mmm, ¡uf! también es sensual”, dijo en voz alta.

Rachele, muy concentrada, ya había cumplido con el plazo de entrega, organizó algunas cosas en su casa y de disponía a prepararse un sandwich para comer, algo fresco para beber, estaba ansiosa por continuar leyendo, quería saber que pasaría con el bebé de Akina, colocó su comida junto con el té helado en la charola, la cual dejó sobre la mesa de la sala, encendió una de sus hermosas velas regalo de su amor, la cual se quedó contemplando por unos minutos, pensando en la posibilidad de que se encontrara embarazada, realmente se había enamorado de Michele, un hombre muy trabajador, sensible, creativo, noble, quien la hacía sentir paz en el alma, además de una ardiente pasión, suspiró profundo, decidió escuchar música hindú romántica Gerua – (Dilwale) y Zaalima – (Raees).

Sacó la carta que continuaba, comenzó a leer una carta que le escribió Akina a Amin. “Amor mío, que feliz me hizo escuchar tu voz, aunque hablamos por poco tiempo, mi padre dormía una siesta, mi madre está contenta contigo, he leído sus cartas, como sabes, ya conozco la historia completa de él, me entristece, aunque no estamos de acuerdo ni mi madre, ni yo con él, ahora comprendo un poco su proceder, más no lo justifico. Mamá y yo estamos buscando la forma de llegar a algún entendimiento con él, pero sinceramente no te prometo nada. Por cierto en unos días tengo cita con el doctor, todo parece indicar, que nuestro bebé esta bien, te llamaré después de que me valoren. No olvides que eres mi primer y último pensamiento del día, estás en mi corazón siempre. Te amo. Akina”.

Al leer la carta, Rachele, no podía dejar de pensar en ese bebé, fruto del amor que se tenían, sacó otra carta, quería saber, abrió el sobre y comenzó a leer. “Amin, mi cielo, ya me revisó el doctor, los dos estamos bien, el bebé crece fuerte, me recomendó no viajar todavía, me recetó unas vitaminas, no te preocupes como bien, mi mamá se encarga de mi alimentación. Te extraño tanto, quiero abrazarte toda la noche, prepararte el desayuno, darte mil besos cada día, sentir como me acaricias, demostrarte cuanto te amo, de la forma como me enseñaste, hacer que se estremezca tu corazón. Saluda por favor a tus padres sobre todo a tu mamá. No se que te sorprenderá primero, mi carta o la llamada. Te amo Akina”.

Luego comenzó a leer la respuesta de Amín. “Amor de mi vida, estoy feliz de escuchar tu voz, diciéndome que el doctor los encontró bien, que nuestro hijo es fuerte, seguramente hará algo importante en esta vida. Te extraño cada segundo del día, me voy a acabar tus labios de tanto besarte, ahora que te tenga entre mis brazos, no te voy a soltar, ya verás como te demuestro lo que te extraño, la falta que me haces, mis padres te envían saludos, están dispuestos a ayudarnos, en lo que haga falta. Dale mis respetos a tu mamá, dile que ya quiero llamarle suegra. Necesitamos decidir como vamos a casarnos, con o sin la bendición de tu padre. Piensa que es lo que deseas, por favor, para planear la boda. Estoy ansioso por ser tu esposo. Te amo. Amin”.

Estaba tan metida en la lectura, que casi no escuchó el timbre había ordenado curry de pollo y arroz, para cenar, tenía mucho antojo, Michele estaba por llegar, así que arregló la mesa, con velas y unos pétalos de rosa, quería sorprenderlo, seguía escuchando música Tujh Mein Rab Dikhta Hai – (Rab Ne Bana Di Jodi) decidió que sería una noche diferente, de pronto, llegó, la abrazó como si no se hubiesen visto en meses, la besó, al ver la mesa, las velas, darse cuenta de lo que había de cenar y escuchar la música, le agradó tanto, que la tomó de las manos y a ritmo de la música la hacía girar, acariciándola, mientras la colorida ropa salía volando sin perder el ritmo, los besos más ardientes se daban, seguían la cadencia sus cuerpos, hasta terminar en la alfombra de la acogedora sala, el aroma del amor profundo, se sentía en el aire, mezclado con la luz de las velas, hasta ver luces de colores y alcanzar las estrellas, abrazados, felices, se quedaron por un rato, hasta que ya eran dos los que tenían antojo de pollo al curry.

Sentada cómodamente, descalza, con una taza de té chai, que iría muy bien para después de la cena los enamorados, agradezco tu encantadora visita al blog, deseo que te sientas como en tu casa, disfruta de la historia, ya sabes el té está servido.

Respira. Inhala profundo y exhala amor…

Fotografía extraída de Pinterest. (CUSTOMIZANDO Moda)
Fotografía cortesía de Divinas Velas (Síguelas en Instagram @divinas_velas)
Fotografía extraída de Pinterest. (500px.com)
Fotografía extraída de Pinterest. (Wattpad Fotos para Portadas)

Continuará…

Publicado por elvira797mx

Estimados lectores... Bienvenidos a has-sent-i-do-que.blog Este es un espacio dónde espero se sientan cómodos leyendo, pues yo disfruto y aprendo escribiendo lo que siento y pienso... Gracias

10 comentarios sobre “#10 Entre cartas y sillones…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: