#9 La historia y el otro sillón…

Una noche de amor, caricias y mucha pasión, tuvieron Rachele y Michele, a la mañana siguiente él le llevó el desayuno a la cama, linda forma de comenzar el día, luego se fue a trabajar en ese especial sillón que estaba fabricando para ella, aún más inspirado después de conocer más de la historia de las cartas, ella se quedó aprovechando el tiempo, después de preparar hasta la comida, se sentó dispuesta a escribir, como siempre encendió una de sus velas, lo cual le encantaba al igual que escuchar música como Safe Heaven -(A Thousand Year)- Christina Perri, suspiró pensando en la forma en la que la hacía sentir su sexy diseñador de muebles.

Al pasar de las horas, sonó el teléfono, era Michele, para avisar que se se tardaría en llegar, Rachele comprendió, entonces, fue a la cocina por un pequeño bocadillo y un vaso con limonada, se sentó, ya no resistía seguiría leyendo las cartas.

Con el embarazo de Akina corriendo un riesgo, por causa del enfrentamiento con su padre, quien tenía un carácter muy explosivo, por fortuna contaba con su madre, una mujer dulce, que llevaba muchos años soportando ciertas agresiones, del hombre con el que le tocó casarse. Revisando las cartas, Rachele encontró una escrita por la madre de Akina, dirigida a su yerno. “Amin, te escribo para informarte que mi hija, quien se ve con claridad que te ama profundamente, se encuentra en reposo, tuvo un dolor muy fuerte en su vientre, el doctor ya la revisó, el bebé es fuerte, necesita tranquilidad, yo la estoy cuidando. Esto pasó debido a que discutió con su padre, quien reaccionó de forma agresiva, mi esposo aunque no lo parezca, es un buen hombre, pero hay algo que debo contarte. Mi esposo, tuvo una niñez muy dura, su padre era alcohólico, le pegaba, lo hizo trabajar desde muy chico, también le maltrataba a su madre, gracias a ella pudo librarse de esa vida, pues lo ayudó a irse de casa, pero por desgracia, se juntó con malas compañías, lo cual le trajo consecuencias, vicios, patrones de conducta nada positivos, cuando lo conocí ya estaba enderezando su vida y yo creí en él, pues había dejado de beber, trabajaba, estudiaba, era un hombre tranquilo, amable, sé que te parecerá difícil de creer, después de que trabajó muy duro, con un empresario millonario, a quien se le había muerto su único hijo, ya era viudo, ese buen hombre, básicamente lo adoptó, cuando falleció, mi esposo heredó sus bienes, entonces, perdió el piso. Volvió a beber, aunque no se perdía por días, como lo hacía años atrás, sintió que podía mover el mundo con tronar los dedos, conoció a un señor del mismo origen que tus padres, con quien hizo negocios, ese hombre y mi esposo padecían de la misma debilidad, acabaron muy mal, además de perder una gran fortuna, caer en depresión, quedó muy resentido con las personas de su nacionalidad, lo cual, es un totalmente incoherente, injusto, e inmaduro, pues todos somos hijos de Dios, no importa las creencias o el lugar de nacimiento, en todos lados existen personas buenas y otras que no saben serlo. Te cuento esto, no para disculparlo, solo para que comprendas un poco, el porqué de su comportamiento. Mi hija no conoce todos los detalles de la historia de su padre, ya me encargaré de contarle todo, en el momento que se encuentre más fuerte. Cuenta con mi apoyo, quiero ver a mi hija feliz. Tu suegra.”

Cuando Rachele terminó de leer la carta de la madre para Amin, se quedó tan asombrada, ahora entendía de donde venía tanto rencor, ese carácter, el hombre no se encontraba bien, de pronto, llegó Michele, casi no hizo ruido al entrar, así es que la sorprendió, se besaron, ella le preguntó por el trabajo, él feliz, respondió con otro beso, fueron a la cocina a calentar la comida, aunque de pronto parecía que también a alguien le subirían la temperatura y no del horno, ataque de besos, caricias, alguna que otra pequeña mordida, parecían tener hambre de amor, con mucha pasión sobre la mesa de la cocina, algo más que la comida, hirvió, hasta la tetera sonó.

Después de ese delicioso entremés, ahora sus estómagos si que rugían, cariñosos, uno con el otro, con risas, mucha limonada bebieron, la cena estaba servida, se sentaron a la mesa, mientras disfrutaban de los alimentos, Rachele le contaba de la carta donde se entera del oscuro pasado del padre de Akina. Decidieron seguirían leyendo, estaban intrigados.

Michele se sentó en el sillón, y Rachele en un cojín en el suelo, junto a él, le daba la espalda, estaba buscando la respuesta de Amin a su suegra, él acariciaba su suave cabellera, ella sin queja alguna, encontró la carta que decía: “Querida señora, antes que nada quiero hacerle saber, que aprecio mucho su confianza, que me haga saber lo que ha pasado, de verdad me preocupa la salud de mi amada Akina y de nuestro bebé, pero sé que usted cuida bien de ella. Lamento mucho la historia tan difícil de mi suegro, a quien por el momento no puedo dirigirme, estoy dispuesto a hacer lo que nos aconseje, quiero casarme con su hermosa hija, lo antes posible, para que nuestro hijo nazca en un feliz matrimonio. He hablado con mis padres, quienes están dispuestos a ayudarnos, aceptan y respetan a mi amada. Por favor dígale a Akina que me llame por teléfono cuando se sienta mejor, mientras su esposo duerma, para que se sienta tranquila. Gracias. Respetuosamente Amin”.

Con los brazos rodeando a Rachele, Michele, comentó lo afortunados que eran al poderse amar con total libertad, ella se volteó y le preguntó ¿qué harías si estuviese embarazada? El sin dudar le dijo “me harías el hombre más feliz del mundo”, después de esa respuesta, solo se dijeron “te amo” mutuamente, acto seguido no hubo más palabras pronunciadas que esas en la que los labios tienen su lenguaje privado, las manos sus expresiones con entera libertad, los cuerpos fusionados en su integridad.

Con una vaso de refrescante limonada, sentada en la pelota de pilates, descalza para variar, te cuento, como te puedes imaginar, esta historia va a continuar, te he dejado una jarra de limonada, muy fresca, con rodajas de limón, elige tu sillón, gracias por tu hermosa presencia en el blog, disfruta tu estancia.

Respira. Inhala amor y exhala pasión…

Fotografía extraída de Pinterest, (Mujer de 10)
Fotografía extraída de Pinterest. (De hi5)
Fotografía cortesía de Divinas Velas. (Síguelas en Instagram @divinas_velas)
Fotografía extraída de Pinterest (Adelgazar en casa) (@laylita.com)

Continuará…

Publicado por elvira797mx

Estimados lectores... Bienvenidos a has-sent-i-do-que.blog Este es un espacio dónde espero se sientan cómodos leyendo, pues yo disfruto y aprendo escribiendo lo que siento y pienso... Gracias

5 comentarios sobre “#9 La historia y el otro sillón…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: