Chocolate caliente con especias

Desperté sintiéndome mal anímicamente (lo cual no es fácil en mi) afortunadamente, pero en esta ocasión tuve lo que yo llamo «una emergencia», mi cerebro gritó: ¡chocolate caliente con especias por favor! Lo que en mi significa dos cosas, que tengo muchísimo frío y que no entro en calor o que me siento triste; o una combinación de las dos cosas juntas y en este caso fueron las dos al mismo tiempo. Así que atendí la petición de mi cerebro, prepare una mezcla de chocolate amargo con un poco de chocolate en polvo, le agregué canela, jengibre (obvio) cardamomo, y una pizca de pimienta negra, y claro la leche, después de soltar el primer hervor, lo serví en una de mis tazas favoritas, que tiene un mensaje que siempre me hace reaccionar. Con la taza en la mano me senté con la laptop a escribir lo que me está saliendo de las entrañas.. Cuando siento como hoy que es un día gris o triste, me permito por un rato que las lágrimas laven mis ojos, y tranquilicen mi alma, no lo cuento pero obviamente tengo asuntos en mi vida que de pronto se me salen de las manos y aunque con todo el corazón quisiera resolverlos, en este momento no encuentro como hacerlo. Claro sé que esto nos pasa a todos, pero como mujer optimista que trato de ser, generalmente no bajo la guardia y no pierdo la fe. Y calma, esta última no la he perdido…

Me he bebido media taza del chocolate (para emergencias) y las lágrimas han sesado, suspiro fuerte, respiro. Empiezo a sentirme yo otra vez, y además como te lo estoy contando esto es terapia pura, me imagino que te has sentido así, creo que a todos nos pasa y pareciera que nos ponen una neblina frente a los ojos del alma, y no vemos con claridad. Hace poco en una entrada escribí una frase que me repito cada vez que la necesito y la quiero volver a compartir… «La tristeza es pasajera, si no la invitas a quedarse» Elvira González. Espero te sirva, por un rato me permití que fluyera en mi este sentimiento, pero si lo consiento, no quiero que se sienta cómodo y se quede en mi vida. Sería una vida gris, en vez de una vida llena de colores, flores, pláticas, risas, de música, de dar amor a mis seres queridos, de dar ánimo a los que me rodean, o por lo menos intentarlo.

En este momento llevo más de la mitad de la taza de «chocolate SOS», vuelvo a suspirar, yo no se si es que el chocolate hace su magia con las propiedades que tiene, o que mi cerebro me chantajea para que le conceda sus antojos, pero es del conocimiento popular que el cuerpo pide lo que necesita.

El chocolate amargo es rico en flavonoides. Estos son un antioxidante vegetal que pueden inhibir la oxidación del colesterol LDL (o colesterol «malo»), combatir la formación de coágulos sanguíneos, regular la respuesta inflamatoria de los vasos sanguíneos y controlar la presión arterial. El cual aporta una sensación de bienestar general, mejora el humor, pues contiene triptófano, un aminoácido que es esencial en la nutrición de nosotros los seres humanos que es utilizado por el cerebro para producir serotonina, un neurotransmisor, que también conocido como «hormona de la felicidad» por que desencadena una sensación generalizada de alegría.

Me da gusto saber que no tengo un chantajista por cerebro, siento mis ojos hidratados, creo que les hacia falta una limpieza, mi alma se siente como la mía otra vez, a mi cuerpo parece que le quitaron un peso de los hombros, creo que hasta mi cuello se estiró, mis músculos faciales ya no se sienten tensos, ahora veo con mayor claridad y sé que lo que quiero solucionar sigue en pausa, pero recobro mis fuerzas y mi energía para verlo desde otro ángulo y poner en manos de Dios esto que no encuentro como reparar…

Me parece que la vida es como una montaña rusa, unas veces estamos arriba y otras sentimos un bajón, ya sea físico, emocional, espiritual o energético, lo cual no es fácil para nadie y si además le sumamos una situación no idónea por la que estamos pasando… Lo mejor que podemos hacer es detectar lo que sentimos, luego permitirnos sentirlo, (somos seres humanos) entender que es lo que necesitamos, apapacharnos, (acariciarnos el alma) soltarlo, llorar o hablar lo que sentimos y permitirnos liberarlo. Claro que si además de todo tienes fe y te pones en manos de Dios, el universo o en quien tu creas te sentirás en paz.

Es siempre muy gratificante hacer algo por los demás, pero no olvides realizar cada día un gesto de bondad contigo, prepara una taza de té, café o de chocolate, para ti, utiliza una taza que te guste, pon tu aromaterapia favorita, siéntate comodamente, escucha la música que te gusta, abraza tu libro favorito y lee por horas, ten una charla con quien te haga sentir bien, cuídate, ámate, procura tu bienestar.

Sentada cómodamente con la taza de chocolate (para emergencias) vacía, te agradezco. Estoy escuchando a Ajeet Kaur Full Album (Darshan) quien tiene una voz celestial.

Taza para chocolate de emergencia…
Y por ti

Continuará…

Publicado por elvira797mx

Estimados lectores... Bienvenidos a has-sent-i-do-que.blog Este es un espacio dónde espero se sientan cómodos leyendo, pues yo disfruto y aprendo escribiendo lo que siento y pienso... Gracias

11 comentarios sobre “Chocolate caliente con especias

  1. Wowwww le diste de nuevo al clavo querida. Siempre he pensado que si no dejamos fluir esos sentimientos, si por un momento no nos permitimos sentir lo que claramente NO queremos sentir tarde o temprano nos vamos a sentir asfixiados. Ya quiero mi chocolate caliente 💝💝

    Le gusta a 2 personas

  2. Arriba corazones! ❤️❤️❤️
    Parte de la vida misma es aprender a escuchar nuestras emociones y dejarlas fluir!! Nada fácil sin embargo muy necesario !! Después de la tormenta llegará la calma !!

    Le gusta a 2 personas

  3. Justo hoy que mis ojos no paran de llorar, llegan tus palabras a mi corazón, no tengo palabras para expresar mi agradecimiento por tus escritos y por reconfortar mi corazón con cada letra plasmada aquí… Felicidades y gracias!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Querida Mar
      Me da pena saber que te encuentras así, agradezco infinitamente tus hermosas palabras y que me leas. Mucho ánimo! Recibe un abrazo en tu corazón y una taza de chocolate para emergencias…
      Gracias

      Me gusta

    1. Querida Luz María, con gusto te mando tu taza de chocolate caliente con especias, como dices observar emociones y desechar lo que nos hace daño. Sigamos adelante.
      Muchas gracias por tus comentarios, un abrazo grande.

      Me gusta

  4. Un saludo desde la Patagonia Chilena, quien te escribe está justamente al lado de un chocolate caliente (ya probaré los agregados que le colocaste al tuyo), con los efectos de «montaña rusa» de la vida y actualmente leyendo «Papillón» (no sé si lo conoces) un libro que para dar con él por estos lados, hay que traerlo del extranjero. ¡Feliz 2021!

    Le gusta a 1 persona

    1. Un saludo desde México, gracias por tu visita al blog y por tu valioso comentario, creo que te gustará el chocolate con especias, se del libro «Papillón» pero todavía no lo leo. Lo tomaré en cuenta.
      ¡Muy feliz 2021! para ti también.
      Saludos
      Elvira

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: